8 PREGUNTAS Y RESPUESTAS MUUUUUUY COMUNES ACERCA DEL SEXO.

8 PREGUNTAS Y RESPUESTAS MUUUUUUY COMUNES ACERCA DEL SEXO.

1. ¿Cuál es la mejor posición sexual para alcanzar el orgasmo?

La verdad aquí es la que nos resulte mejor.

Lo que importa es que te sientas libre y, sobre todo, muy, pero muuuuuuy cómod@.

Por eso es muy importante conocerse y explorar junto con tu pareja muchas posiciones, es posible que te acomodes más con una que con otra o que la variedad es lo que más te prenda y es que por más que en el sexo se puedan seguir algunas “reglas”, cada uno es libre de incluir los posiciones que más le apetezcan y que le resulten más útiles para mejorar su vida sexual y así poder alcanzar el orgasmo, bien dicen por ahí que: “El orgasmo no es el objetivo, sino la consecuencia“.

 

2. ¿Me puedo convertir en “adicta” al vibrador?

 

Hmm… No, la verdad es que no.

La palabra “adicta” no cabría en este sentido solo por el uso del vibrador, y es que estos dispositivos no producen adicción.

Pero si nos habituamos solo a disfrutar con vibradores puede aparecer una fijación por el dispositivo que comprometa la respuesta sexual ante otros estímulos.

El chiste aquí es “campechanearle” y utilizar tanto vibradores como masajeadores y esto es, sin pareja y con pareja… ¿Estamos?

 

3. ¿Soy lesbiana si alguna vez he tenido fantasías sexuales con otra mujer?

 

¡En absoluto!

La orientación sexual no se define por el tipo de fantasías sexuales que se tengan, sino por la capacidad de entablar una relación erótica-sexual y amorosa con un género en particular: heterosexual si es entre diferentes sexos, homosexual si se trata del mismo, y bisexual si se tiene la misma capacidad para tener relaciones de este tipo con ambos sexos.

 

4. ¿Es recomendable contar nuestras fantasías sexuales a la pareja?

 

Las fantasías sexuales forman parte de nuestro desarrollo como personas.

Son un componente del deseo humano, y pueden actuar como un estímulo erótico, al margen de que se lleven o no a la práctica.

Lo cierto es que no hay que sentir culpa, ni vergüenza, sino todo lo contrario y estar abierto a compartirlas con la pareja es una de las mejores decisiones que puedes tomar en toda tu vida.

 

5. ¿Los orgasmos múltiples son un mito?

 

El mito es tener la expectativa de deber tenerlos, así como lo leen.

Cada mujer experimenta una respuesta sexual diferente.

Algunas pueden sentir pequeños orgasmos de escasa intensidad, otras consiguen un único orgasmo y están las que alcanzan varios orgasmos de alta intensidad. Eso sí, las mujeres tenemos mayor facilidad que los hombres para experimentar esta sensación de orgasmo repetido, pero el hecho de no tenerlos no significa nada, si de verdad quieres experimentarlos, mi consejo es que te auto explores y hagas uso de masajeadores, yo en mi experiencia soy muy fan del Satisfyer, ya que me ha hecho muy, pero muy feliz en el tema de los orgasmos múltiples.

 

6. ¿Cómo le digo a mi pareja que me haga un cunnilingus?

 

Este es un tema de comunicación y confianza, por eso lo más conveniente es que comiences insinuándoselo a tu pareja cuando tengas sexo y, si no se da por aludido, expreses tu deseo abiertamente.

Sean cuales sean los motivos por los que tu pareja no desea practicar el cunnilingus, seguramente podrás encontrar alguna solución; entretanto, aprueba toda aproximación que él realice en ese sentido, y demuéstrale claramente el placer que te hace sentir: eso lo alentará.

 

7. ¿Quiénes son más infieles: los hombres o las mujeres?

 

Según una teoría –que, por alguna extraña razón, me parece de lo más acertada- Durante el verano, los hombres son más infieles, quizás esto se deba al sol y la playa y demás cosas propias de la temporada… Y bueno, durante las lluvias, son mucho más infieles las mujeres.

 

8. ¿Por qué a algunas mujeres no les gusta que le estimulen los senos?

 

Las zonas erógenas de las mujeres son muchas, pero los gustos varían de una a otra. Lo erógeno tiene que ver con la sensibilidad en el cuerpo, pero también con la predisposición mental.

Puede que simple y sencillamente no le guste ahí y punto.

Además, hay momentos del ciclo femenino en que los senos pueden estar muy sensibles, así que una estimulación en ese momento puede resultar dolorosa. Descubrir las zonas erógenas que excitan a su pareja es un proceso de exploración delicado, que debe tomarse con calma y tener –ante todo- una excelente comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.