FUNDAS PARA HOMBRES… PERO A LAS MUJERES NOS ENCANTA

Las fundas para el pene o extensiones son unos juguetitos que se están poniendo cada vez más de moda en las relaciones sexuales…

¿Quieres saber por qué?

Pues resulta que estas fundas, normalmente hechas de silicon o goma, tienen como objetivo aumentar –en graaaaaaaaan medida- el placer, ya que el pene gana no solamente longitud, sino que también grosor, lo que de entrada suena bastante bien… ¿o no?

Estas fundas se colocan en el pene de igual manera que un condón -pero ojo aquí, ya que su función no es ni anticonceptiva, ni tampoco sirve para evitar enfermedades de transmisión sexual- así que ya saben ¡a cuidarse, eh!

Pues bueno, las fundas están fabricadas con una gelatina especial bastante elástica que al mismo tiempo produce una presión en el pene, lo que provoca una sensación absolutamente placentera para el hombre, además de permitirle mantener una erección firme durante muuuuuucho más tiempo.

Ahhh… y con esto él puede controlar –o mejor dicho atrasar- sus eyaculaciones, así que olvídense de esas relaciones con eyaculadores precoces que terminan cuando una todavía ni siquiera empieza.

Ahh… algo que si no hay que decirle a los hombres ¿digo cómo para qué? es que la funda disminuye –un poquito- la sensibilidad del pene durante el acto sexual, pero el lado bueno es que a nosotras, la superficie irregular –y texturizada- de estos juguetes unido al aumento del tamaño del pene, hace que aumenten nuestras sensaciones de placer y por lo mismo, nos hace experimentar unos orgasmos verdaderamente indescriptibles.

 

¿Qué modelo escoger?

Es un hecho que puedes encontrar fundas en todos los diseños y presentaciones por ejemplo, los últimos modelos dejan -por lo general- el glande libre, para que así los hombres no pierdan la sensibilidad en esta área erógena tan importante. Sin embargo, aún existen otros modelos que simulan un pene completo, es decir, que cubren también el glande y que a mí en lo personal me excitan muchísimo.

Otros modelos que definitivamente hay que probar son las fundas con distintas texturas, expresamente fabricadas para que nosotras alcancemos nuevas sensaciones de placer durante la penetración.

 

¿Cómo colocar una funda para el pene?

Esto es de lo más sencillo del mundo, basta con enrollarla como si se tratara de un condón y listo… Lo que sí es muy aconsejable es lubricar muuuuuuuuuuuuuuuuy bien el pene antes de colocarla, para así evitar rozaduras y otras molestias durante el acto sexual, ya una vez introducida en el pene, hay que estirarla bien hasta que se adapte a lo largo del mismo.

Ahh y si, estas fundas también pueden utilizarse en tu vibrador favorito.

Si estás pensando si existen de distintos tamaños, no te preocupes, las fundas están hechas con materiales muy elásticos y por lo tanto se adaptan a la perfección a cualquier tipo de pene, ya sea grande o pequeño, grueso o delgado, dando igual que presente una forma peculiar o curva, o sea, da lo mismo, ya que como dicen los gringos: One size fits all

 

P.S

Fundas personales… por llamarlas de alguna manera

Como lo platicamos antes, el mundo de los juguetes eróticos se ha diversificado mucho en los últimos tiempos, que abarca prácticamente todos los juguetes que nos podamos imaginar, así que entre esta amplia variedad de novedades podemos encontrarnos con unas fundas para los dedos, estas fundas son exclusivas para la masturbación femenina o bien para darle más sabor a una relación lésbica.

Su funcionamiento es muy similar a las fundas para penes, pero en este caso está muy centrado en darnos autoplacer.

 

Y ya por último…

Se aconseja que antes de usar la funda para el pene o los dedos, la laves con un spray antibacterial para juguetes, si no lo tienes asegúrate de usar agua tibia y jabón neutro.

Esta medida es in-dis-pen-sa-ble, ya que la funda va a entrar en contacto directo con el ano y/o la vagina.

 

Recargable
¡Oferta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.