Ya llegó la Navidad… y con ella, los famosos intercambios de regalos

Si, ya llegó esa época del año en la que tod@s nos ponemos un poco melancólic@s, el tráfico está a todo lo que da, te invitan a varias posadas, llegas crud@ al trabajo, te gastas toooooooodo tu aguinaldo –que según tú ibas a ahorrar- comes mucho, pero muuuuuuuuuucho pavo, romeritos, ensalada de manzana, bacalao, tacos, quesadillas, sopes, ponche y demás, ahh y por si fuera poco te acabas toooooodas las sobras del recalentado, te vistes con unos suéteres horrorosos, cantas villancicos, tomas más ponche, vino, champaña y todo tipo de bebidas… y ya tod@ desgastad@, te preparas para recibir un año nuevo lleno de propósitos, ilusiones y buenos deseos.

Pero no nos adelantemos, metámosle rewind a todo lo que nos queda por hacer, esto es todas aquellas actividades y compromisos –propios de la temporada- y hablemos de uno en particular -en el que tienes que participar- y este es el intercambio navideño, ni modo así es la tradición y hay que seguirla, lo malo –o lo bueno- según como lo vean es que siempre hay más de uno.

O.k, el primer intercambio es el de la oficina –que es el más pesado de todos- ya que te pasas hoooooooooooras decidiendo que comprarle a esa persona con quien no has intercambiado más que los buenos días, y donde seguramente tú recibirás un espantoso regalo reciclado… Así que ni le pienses mucho, para estos intercambios lo mejor es comprar un set de tuppers o una taza “original” para su café

Lo que si te recomiendo –y mucho- es que en el revén de la oficina, no te pases de copas y acabes bailando de cachetito con esa persona de recursos humanos a quien estando sobri@ no le darías ni los buenos días… ¿estamos?

Ahora, para los otros intercambios, esos que hacemos con los amigos y/o pareja, les voy a dar el mejor consejo que han recibido en toda su vida -y gratis-

Y este es:

Háganlo de puros regalos sexosos

Así como lo leen: ¡No hay regalo más perfecto que los juguetes sexuales!

Piénselo: Es algo que de entrada les sacará mucho, pero muuuuuuucho más que una sonrisa y que seguramente van a usar.

Además, no existe nada, pero nada más divertido que sentarte con tus amigos, tomar unas copas y abrir cada uno de estos regalos para descubrir vibradores, kits anales, lencería y más… por lo que les garantizo que todo el proceso –desde la compra del regalo hasta la entrega- será de carcajadas.

Primero… ¿Qué regalar?

Si eres de l@s que todas las navidades regalan bufandas y/o gorros típicos de la temporada…

¿Por qué no cambiar ese tipo de prendas por otras mucho más sexy como lencería, brasieres, medias y/o suspensorios?

 

Ahora que si te quieres ver –un poco fresa- lo más recomendable es decidirte por productos de la marca Dona y Kamasutra que te ofrecen todo tipo de velas aromáticas, polvos de miel, lociones y aceites para masaje -comestibles- los hay de varios sabores, todos muy, pero muuuuuuuuy recomendables.

Es más, estos hasta yo los recomendaría –y mucho- para el intercambio Godín ¿por qué no?

Igual y sin querer –queriendo- le cambian la vida a alguien.

Ahora que si te laten los regalos comestibles… ¡total el año que entra empiezas con la dieta y el gym! también están las tangas comestibles para ella y para él, con sabores como fresa, chocolate y hasta maracuyá… Provechito.

Y no podemos olvidarnos de los lubricantes y condones de sabores, que bien valen la pena para ponerles algo de “sabor” a tu vida sexual.

¿Y si mejor regalamos juguetes?

Y es que si desde chic@s nos acostumbramos a recibir juguetes por parte de Santa Claus ¿Por qué ya de adult@s no seguir con la tradición?

 

Juguetes para mujeres

Para nosotras existen muchas opciones que nos pueden hacer muy felices -en el sentido literal de la palabra- desde lo más clásico hasta lo más innovador y es que nuestras zonas erógenas no se terminan en el clítoris y el punto G, también existen otros puntos erógenos como el punto A, el punto K, el punto U y demás…

Así que les voy a dar un tip, los vibradores clásicos están muy bien, pero seguramente todas tenemos más de uno, así que la recomendación aquí es irse por algo mucho más arriesgado… ¿estamos?

¿Por qué no un rabbit, de esos que estimulan el punto G y el clítoris al mismo tiempo?

¿Un plug de cola de zorro?

¿Un masajeador?

¿Sabías que el 80% de las mujeres necesitan de la estimulación del clítoris para llegar al orgasmo?

Así que, si lo que quieres es acertar y regalar algo realmente nuevo e innovador, nada mejor que el Satisfyer, y es que con este tipo de juguetes, son muchas las mujeres –yo incluída- que aseguran no sólo haber llegado al clímax, sino hacerlo en tan sólo 2 minutos, algo que no se lo creerán hasta que lo prueben.

 

 

Juguetes para hombres

Que no hay juguetes sexuales para hombres, dicen.

No hay más ciego que el que no quiere ver.

Y es que además de masturbadores –que según esto son muuuuuuy buenos

-también están los anillos –de varios diseños y funciones- que proporcionan el ajuste perfecto para conseguir erecciones muuuuuuucho más largas y potentes.

Y para los más arriesgados que quieren experimentar su punto P -esta desconocida y olvidada zona erógena masculina que se encuentra en la próstata y es más fácil de estimular de lo que piensas- no hay nada mejor en el mundo que un vibrador prostático, la idea es probar de todo ¿o no?

 

Juguetes para parejas

Nada más inteligente que regalar algo que tú también puedas usar

Y es que tener complicidad en la cama es algo imprescindible para una pareja.

Y hay muchos, muchísimos juguetes que saben cómo conseguirla para que amb@s disfruten del sexo.

No importa si eres heterosexual, homosexual o lo que sea con el terminado sexual -menos asexual-… lo cierto es que para parejas hay de todo: Desde anillos para pene con estimulación de clítoris, vibradores con control remoto, arneses, fundas para el pene, artículos bondage como esposas, látigos, mordazas y más…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.